Honduras: ¿Que solución para salir del conflicto?

La situación en Honduras es explosiva. La reelección de Juan Orlando Hernández sigue generando muchas olas en un país a punto de estallar. La constitución hondureña prohíbe supuestamente que un candidato saliente se presente de nuevo a las elecciones presidenciales. Para frenar las manifestaciones el gobierno ha decidido suspender las garantías constitucionales de libre circulación, y decretado un toque de queda. 
 

Este artículo es un artículo de opinión. Las posturas y opiniones vertidas son propias del autor y no reflejan necesariamente las de la asociación Naturaleza y Solidaridad. 

 
Los representantes del gobierno de Honduras que se expresan en ese vídeo atribuyen las violencias en Honduras a miembros de pandillas. Se aparta de esa forma la responsabilidad de los diferentes cuerpos de seguridad reprimiendo las protestas de los oponentes a la reelección de Juan Orlando Hernández (JOH), una elección que sin embargo levanta muchas preguntas cuanto a su legalidad ya que la constitución de Honduras no lo permite.
 
La candidatura de JOH ya levantaba muchas preguntas. Es un hecho muy comentado en la prensa desde hace meses. La validación de la candidatura de JOH, y ello a pesar que la constitución lo prohíbe, provoca reacciones de rechazo de una parte importante de la población; un rechazo que se ha expresado en numerosas protestas desde casi dos años. Son hechos no una opinión. No me pertenece comentar la decisión del Tribunal Suprema Electoral (TSE) que validó la candidatura de JOH, pero si puedo formular algunas preguntas:
– ¿Es normal hacer excepción para un candidato, sobre todo si se considera que en el 2009 el Presidente Manuel Zelaya fue derrocado y expulsado del país por expresarse a favor de un cambio de la constitución para permitir la reelección de un presidente saliente?

– ¿Es posible salir del conflicto sin organizar nuevas elecciones en presencia de observadores internacionales, de la sociedad civil hondureña y de la prensa extranjera?

Recordemos que a la hora de hoy, los periodistas no alineados son intimidados y en el mejor de los casos deportados. Los derechos constitucionales de libre-circulación y el derecho de reunión han sido suspendidos, se impone también un toque de queda. ¿Es la idea que nos hacemos de una democracia? 

 P.A. Rigaudiere

 

Feature image by Presidencia de la República [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *