Nuestra autonomía

ecotour, Grimpeurs de l'Imposible, Reforestando Centroamerica, Panama, reforestation  Poco a poco, los Trepadores del Imposible aprendían a usar su imagen. Este aprendizaje iniciado el año pasado durante la implementación del proyecto El Imposible 2015, se había perseguido todo el año mientras desarrollábamos una estrategia de comunicación para darles a conocer. Ya los días previos al primer evento de trepa de arboles realizado en nuestra ausencia, el 4 de octubre 2015, nos dieron prueba de haber integrado este concepto. Era una gran primicia, la de supervisar solos un evento de trepa de arboles. Lo celebraron tomando la iniciativa de enviarnos fotos de cada etapa de esta nueva aventura. Desde el inventario del equipo de trepa, hasta la llegada a San Andrés, no perdimos nada de la preparación del evento cuando miles de kilómetros nos separaban. Aquello lo hicieron persiguiendo un objetivo bien definido: mantener en vilo a nuestros seguidores en las redes sociales quienes esperaban noticias de las aventuras de los Trepadores del Imposible. Después de este evento del 4 de octubre, otros siguieron dándoles la oportunidad de repetir el ejercicio.

 Nuevo año, nuevo proyecto. El ecotour de los Trepadores del Imposible que iniciaba este 4 de marzo 2016, tenia algo singular: deber comunicar a flujo continuo de forma a recolectar fondos y obtener apoyo logístico para seguir nuestro recorrido hasta Panamá. Así entonces, la escena se repitió. Sin embargo, esta vez el guión de la escena tenía un importante cambio, puesto que ahora caminábamos juntos y no de cada lado del Atlántico. Es de esa manera que los Trepadores del Imposible inmortalizaron estos momentos, una primera vez en el camino de la capital a San Andrés y una segunda vez, yendo de San Andrés al Ecoparque El Espino. Aprender a hacer su promoción, es también esto el ecotour los Trepadores del Imposible.

Apprendre à faire sa propre promotion, c’est aussi ça l’ecotour los Trepadores del Imposible.

Aprender a promocionarse, es también eso el ecotour los Trepadores del Imposible.

Foto: Belter Alexis Molina

Publié par Nature et Solidarite sur mardi 15 mars 2016

 El día anterior a nuestra salida, se prestaron al juego de las entrevistas, un ensayo que no fue muy fructífero. Poco acostumbrados a hablar en público, los jóvenes quedaron tensos y poco locuaces. Del otro lado de la cámara, no nos salvé del fracaso. Mejor decirlo francamente, todavía me faltaban hacer algunos ajustes para desempeñar correctamente el rol que se esperaba de mí. Para alivio mio, faltaba de practica como entrevistador-camarógrafo. Puedo también sumar para mi defensa que necesité un tiempo de adaptación para manejar la nueva cámara que acabamos de comprar, unos pocos días antes de volar a El Salvador. Su compra fue una fuente de debate dentro de nuestra asociación. Se polarizaba de aquella manera. Un elemento inclinaba la balanza por un lado. Sabíamos que Ben Art’Core, nuestro nuevo fotógrafo, no iba a llegar a El Salvador antes de varias semanas. Teníamos entonces que encontrar una forma de cubrir el ecotour durante su ausencia. Si este argumento abogaba a favor de este gasto, presentaba un riesgo para nuestra tesorería. Teníamos que adelantar los fondos esperando poder reembolsar este gasto mediante una recolecta de fondos. Un ultimo argumento cierro el debate: tomar imágenes sin depender de una ayuda exterior nos hacía ganar en autonomía. La decisión fue tomada. Me incumbía entonces cubrir la primera parte del ecotour en El Salvador.

  Los mil ajustes de nuestro nuevo juguete me recordaron que no es posible convertirse de un día para otro en un profesional de la imagen. Esta bonita herramienta tecnológica parecía disfrutar de actuar a su antojo. Debo confesar al propósito, que me me hizo perder la calma extirpándome ciertas palabras que prefiero no repetir. Sin embargo, tras un difícil comienzo, habré logrado inmortalizar buena parte del proyecto. Habremos entonces alcanzado nuestra meta durante el ecotour: ganar en autonomía.

P.A. Rigaudière

Un comentario sobre “Nuestra autonomía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *