Espacio Cultural la Hacienda

Espacio Cultural la Hacienda

  Las actividades del primer día del ecotour de los Trepadores del Imposible acabadas, nos fuimos al Espacio Cultural la Hacienda. Desde fuera se parece ni más ni menos a las otras casas de San Andrés, pero una vez adentro es un universo bien diferente que espera sus visitantes.

  Este lugar no me era totalmente desconocido aunque nunca había ido. Brian, uno de los trepadores me había enviado un par de fotos de los murales típicos del arte salvadoreño que cubren las paredes del espacio cultural representando escenas de trabajo en el campo, bailes tradicionales y símbolos de la vida rural tales como el sombrero, el machete o el jarro.  Fue para mi una curiosa y agradable situación. Descubría acompañado de los Trepadores del Imposible el lugar donde habían sido hospedados cuando se dio el primer evento de trepa de arboles en la ANP de San Andrés ; un evento que yo mismo había creado y organizado desde Francia gracias a la ayuda de Reforestando El Salvador y asociación Alecu. Pasaba del virtual a la realidad.

 En el transcEspacio Cultural la Haciendaurso del tiempo, el profesor Francisco Campos que habita la Hacienda ha buscado a acopiar huellas de la historia de San Andrés. Se encuentran referencias de cuando el primer ingenio del país todavía funcionaba bajo la dirección de José Napoleón Duarte, presidente de El Salvador, del año 1984 a 1989. Un recuerdo de una época pasada de fuerte desarrollo económico en la región. En una habitación separada, Francisco Campos ha reunido un gran numero de retratos de habitantes de San Andrés, algunos muy antiguos ; fotos del pasado en blanco y negro que el tiempo ha empezado a borrar. Un pequeño pedazo de historia conservado por pasión y voluntad de contarla a las futuras generaciones.

 Espacio Cultural la HaciendaDespués esta interesante visita, nuestra larga jornada se acababa. Luis, el representante de Alecu, Hugo Benitez, el portador del proyecto de ecotour, Brian, Belter y Maynor, el trío de los Trepadores del Imposible pasamos entonces a las cosas serias: devorar pupusas para acabar esta jornada dignamente.

P. A. Rigaudière

Un comentario sobre “Espacio Cultural la Hacienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *